• elsersupremo.com_topslider1.jpg
  • elsersupremo.com_topslider2.jpg
  • elsersupremo.com_topslider3.jpg

La Casa del Padre - La Ciudad de Cristal y el Cielo

Para poder comprender el concepto que encierra la Casa del Padre, es necesario entender el concepto expresado en el Kybalión que nos dice: 

"Más allá del Kosmos, del Tiempo, del Espacio, de todo cuanto se mueve y cambia, se encuentra la realidad Substancial, la Verdad Fundamental" 

Hace unas décadas en la primavera del año 1996, en una experiencia que tuve durante un proceso meditativo, dentro de lo que se conoce como un estado de conciencia alterado, tuve la oportunidad de conocer el significado de la expresión La Casa del Padre. En dicha experiencia me encontré en una especie de ciudad conformada por unas especies de edificaciones cristalinas con un resplandor de color azul eléctrico muy tenue, casi transparente rodeada de una especie de muro o cerca cristalina con una formación como si fuera una fuente de agua continua (en realidad con esta descripción solo trato de dar una explicación que se pueda comparar con lo conocido por nuestra mente, para poder graficarla). 

En esta ciudad se encontraban unos seres espirituales muy altos y luminosos que se identificaron como los guardianes del lugar, el cual denominaron como el Cielo. Para llegar allí fue necesario atravesar una especie de rampa dorada con luminosidad propia que terminaba justo a la entrada de dicha ciudad.

Atravesando la ciudad después de una serie de explicaciones me hicieron ver que detrás de la ella se encontraba una especie de espiral color escarlata muy intenso, con movimiento continuo de donde emanaba una energía muy poderosa que denominaron como “La Casa del Padre”. 

Esta irradiaba una Luz muy intensa y se percibía una energía de Amor tan profundo que literalmente es imposible describir con palabras humanas o tan solo imaginarla, ya que nuestra mente concreta no está en capacidad de reproducir esa experiencia. 

Luego escuché una voz muy poderosa que resonaba en todas partes que me dijo: 

Te hicimos ver y sentir el Amor Divino para que lo conocieras” 

Seguidamente salí del estado que me encontraba y solo pude pensar que me encontraba en la presencia de lo que conocemos como Dios. La Religión nos dice que Dios es Luz y Amor, y fue precisamente eso lo que experimenté. 

Una vez incorporado en mi mente concreta, y como he expresado en otras ocasiones, por ser científico, tengo una mente muy cartesiana y debo darles una explicación lógica a las cosas.

Por lo tanto, después de mucho analizar esa experiencia llegué a la conclusión, y que concuerda con lo expuesto en mi artículo Dios Entre la Ciencia y la Religión, y que está resumida en la frase del Kybalión, que coloqué al comienzo de este artículo. Que Dios es Mente, tal como está enunciado en la Doctrina Hermética que indica que el TODO es inminente e inherente al Universo, así como en toda Parte, Partícula, Unidad o Combinación, dentro del Universo. Esta enseñanza concerniente a la Naturaleza Mental del Universo, la verdad de que "El Universo es Mental y está sostenido en la mente del TODO". 

Más allá de toda apariencia externa o manifestación debe haber siempre una realidad substancial. Esta es la ley. El hombre al considerar y examinar el universo, del cual es una unidad, no ve otra cosa que un cambio continuo en la materia, en las fuerzas en los estados mentales. Ve que nada es realmente, que todo se transforma y cambia. Nada permanece: todo nace, crece, muere; tan pronto como una cosa ha adquirido su máximo desarrollo empieza a declinar; la ley del ritmo está en constante operación; no hay realidades, nada firme, nada duradero, fijo o substancial, nada permanente, todo es cambio. 

Todas las cosas surgen y evolucionan de otras cosas. Hay una acción continua que es seguida siempre de su reacción correspondiente; todo fluye y refluye, todo se construye y derrumba, todo es creación y destrucción, vida y muerte. Y si el hombre que tal examen hace y tales cosas ve fuera un pensador, comprendería que todas esas cosas en perpetuo cambio no pueden ser sino simples apariencias externas o manifestaciones de algún poder que se oculta tras ellas, de alguna realidad substancial encerrada en las mismas. 

Toda esa Realidad Sustancial, esa acción continua todas esas cosas en perpetuo cambio, provienen de esa energía conocida como La Casa del Padre

Y concuerda con lo expresado por el renombrado físico teórico norteamericano Michio Kaku, famoso por formular la revolucionaria teoría de las cuerdas (modelo fundamental de la física que asume que las partículas materiales aparentemente puntuales son, en realidad, “Estados Vibracionales”), que afirmó haber encontrado pruebas de la existencia de una Fuerza Inteligente y desconocida por el hombre que gobierna la naturaleza, es decir, algo muy similar al concepto que tenemos de Dios como Ente Creador y Rector del Universo. Y expresó:

“He llegado a la conclusión de que estamos en un mundo hecho por reglas creadas por una inteligencia, no muy diferente de un juego de ordenador favorito, pero, por supuesto, más complejo e impensable”.

En conclusión todas las enseñanzas enceadas en conceptos tales como: La Energía Creadora, La Fuente de Todas las Cosas Creadas y no Creadas, La Chispa Divina, El Gran Arquitecto del Universo, La Partícula Primigenia, o simplemente Dios, se refieren a La Casa del Padre, de allí venimos y allí regresaremos, esa es nuestra Casa. 

La Religión nos dice “Quien tenga oídos que oiga y quien tenga ojos que vea” la Ciencia nos indica que “Todo principio científico debe ser comprobado”

La enseñanza Hermética nos dice: 

«Los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para el oído capaz de comprender»

 

Andrés Gonzáles Hernández

elsersupremo.com

Artículos Relacionados

Usuarios Conectados

We have 47 guests and no members online