• elsersupremo.com_topslider1.jpg
  • elsersupremo.com_topslider2.jpg
  • elsersupremo.com_topslider3.jpg

El Libre Albedrío y La Voluntad Divina

Mucho se ha hablado y especulado acerca del concepto de Libre Albedrío, el cual tiene implicaciones Espirituales, Religiosas, Éticas, Psicológicas, Jurídicas y Científicas.

El concepto más aceptado se refiere a que el Libre Albedrío o Libre Elección es la creencia que las personas tienen el poder de elegir y tomar sus propias decisiones.

Yo en lo personal y tomando en consideración ciertas experiencias místicas y espirituales que por circunstancias de la vida me tocó experimentar entre los años 1976 y 1996, mediante las cuales tuve contactos con diferentes niveles de consciencia y entidades espirituales, tengo la convicción que El Libre Albedrío no es más que la aceptación de la Voluntad Divina.

Ahondando en este concepto, debemos tomar en consideración que todos los que hemos encarnado y habitado el planeta tierra, hemos venido con un propósito muy específico e individual.

Para ello es necesario tener en cuenta que somos Seres Espirituales, que existimos eternamente, Encarnados en un Cuerpo Físico Biológico, pero en esencia somos eternos y que somos Uno con la Divinidad, inseparables e indestructibles.

Entonces sin importar la razón por la cual nos encontramos habitando nuestro cuerpo físico, y bien sea que hallamos encarnado para pagar un Karma de acuerdo con las creencias de las religiones orientales, o bien para cumplir con una misión o completar procesos evolutivos, de acuerdo con las interpretaciones de diferentes religiones o creencias de la Nueva Era, o en otros términos, cualquiera que sea la razón por la cual nos encontramos en este momento presentes mediante un cuerpo físico, es necesario que comprendamos, que es nuestro SER quien tomó la decisión de encarnar para cumplir con ese papel, sea cual sea.

Y si tomamos en consideración el Concepto Religioso Espiritualista que somos UNO con el TODO, lo que es lo mismo que somos UNO con DIOS o UNO con la DIVINIDAD, es ÉL, quien nos ha permitido estar presente para realizar nuestro propósito en esta vida.

De acuerdo con la frase que he tomado como precepto, y he repetido en diferentes artículos de es web, y que expresa:

´´EL ALTÍSIMO HABITA EN TU CORAZON DEJA QUE SEA EL QUIEN GUIE TUS PASOS Y NO EL SEÑOR DE LA RAZON´´

Y si comprendemos y aceptamos la máxima conocida por todos, que expresa que “No se Mueve una Hoja sin la Voluntad de Dios” es necesario que entendamos y aceptemos que nuestra existencia y por ende nuestra vida en este espacio tiempo, está regido por DIOS, EL UNIVERSO, LA DIVINIDAD, LA LUZ o sea cual sea nuestro concepto del TODO.

Si tomamos estos preceptos podemos considerar que EL Libre Albedrío no es más que la aceptación de nuestra realidad como Seres Espirituales.

De acuerdo con las perspectivas Filosóficas, Existen varios puntos de vista sobre si la libertad metafísica existe, eso es, si las personas tienen el poder de elegir entre alternativas genuinas.

El Determinismo por ejemplo; es el punto de vista según el cual todos los eventos son resultados inevitables de causas previas, de que todo lo que pasa tiene una razón de ser.

El Incompatibilismo a su vez; es el punto de vista según el cual no es posible reconciliar una creencia en un universo determinista con el verdadero libre albedrío. El determinismo duro acepta tanto el determinismo como el incompatibilismo, y rechaza la idea de que los humanos poseen un libre albedrío.

Lo contrario a esto es el Libertarismo Filosófico, que mantiene que los individuos tienen libertad metafísica y por lo tanto rechaza el determinismo.

El Indeterminismo por su parte, es una forma del libertarismo que, según su punto de vista, implica que el libre albedrío realmente existe, y esa libertad hace que las acciones sean un efecto sin causa.

La teoría de la agencia es una forma del libertarismo que mantiene que la elección entre el determinismo y el indeterminismo es una dicotomía falsa. Antes que voluntad, es un efecto sin causa. La teoría de la agencia sostiene que un acto de libre albedrío es un caso de agente-causalidad, por lo cual un agente (persona, el ser) causa un acontecimiento. Es una filosofía separada de la teoría económica y política del libertarismo. El libertarismo metafísico se llama a veces voluntarismo para evitar esta confusión. 

El Compatibilismo es el punto de vista que sostiene que el libre albedrío surge en el exterior de un universo determinista aun en ausencia de incertidumbre metafísica. Los compatibilistas pueden definir al libre albedrío como el surgimiento de una causa interior, tal como los pensamientos, las creencias y los deseos que uno piense que existen en uno mismo. La filosofía que acepta tanto el determinismo como el compatibilismo se llama el determinismo suave.

Ahora bien, en términos humanos, nuestra vida está regida principalmente por nuestro ego, nuestra mente y nuestros pensamientos, por lo tanto tenemos la opción de elegir si seguimos y tomamos nuestras propias decisiones, sin importarnos las consecuencias que ello podría traernos en nuestro proceso evolutivo espiritual, o aceptamos que somos parte de un TODO que rige nuestra existencia y nuestra vida.

De acuerdo con mis experiencias y lo expuesto en este artículo:

El Libre Albedrío se traduce en que somos libres de aceptar la Voluntad Divina, discernir y aceptar el por qué estamos presentes en este espacio tiempo y cumplir con los preceptos que aceptamos antes de encarnar en este cuerpo físico biológico y así poder continuar con nuestro proceso evolutivo, o por lo contrario seguir la creencia de aquellas doctrinas filosóficas que sostienen que las personas tienen el poder de elegir y tomar sus propias decisiones, sin importarnos cual sea nuestro propósito de vida.

Cuando internalizamos en nuestra existencia y le conseguimos el significado de nuestro propósito de vida, entendemos que estamos en el camino correcto, aun cuando este no sea el que habíamos planeado, y nos damos cuenta que en nuestro transitar por esta vida se nos van presentando oportunidades y circunstancias que nos hacen realizarnos y crecer como seres humanos y lo más importante como seres espirituales y también nos damos cuenta que eso nos trae paz interior y tranquilidad ya que nuestro interno nos guía y nos hace entender que estamos en el camino correcto.

Por el contrario, si elegimos seguir nuestras propias decisiones sin importarnos nuestro propósito de vida, y decidimos seguir los impulsos de nuestro ego y nuestra mente, enfrascados que es esto lo que quiero para mi vida, sin importarme las consecuencias que ello conlleva a nuestra evolución como seres humanos y seres espirituales, aunado a las consecuencias negativas que pueda presentarle a las personas de nuestro entorno, nuestra vida por lo general se convierte en una eterna lucha por alcanzar lo inalcanzable, ya que no estamos en nuestro camino correcto y nada de lo que hagamos nos dará satisfacción o hará sentir realizados.

En Conclusión:

De acuerdo con este concepto, El Libre Albedrío se puede entender en que somos libres de elegir y aceptar la Voluntad Divina, y por ende cumplir con el propósito de vida para el cual estamos presente en este tiempo, o por lo contrario elegir seguir nuestro propio camino sin importarnos el porqué de nuestra existencia y por ende seguir los impulsos humanos de nuestro ego.

 

Andrés González Hernandez
elsersupremo.com

Artículos Relacionados

Usuarios Conectados

We have 78 guests and no members online