• elsersupremo.com_topslider1.jpg
  • elsersupremo.com_topslider2.jpg
  • elsersupremo.com_topslider3.jpg

Angelología - Angelología Cristiana - Angelología Hebrea

La Angelología es una disciplina teológica, Mitológica e Histórica que se encarga del estudio de los Ángeles, basandose en textos religiosos antiguos, obras de arte y observaciones contemporáneas acerca de los ángeles y su papel en el mundo visible e invisible.

Angelología Cristiana

La Angelología Cristiana es la parte de la teología sistemática que estudia la naturaleza y la clasificación de los ángeles. Es la rama de la teología que intenta explicar el origen y cualidades de los seres espirituales que en la tradición judeo-cristiana se conocen como ángeles.

El estudio cristiano de los ángeles parte de la Biblia, el texto sagrado del cristianismo. Las conclusiones principales de la angelología cristiana respecto al origen y función de los ángeles son:

  • Los ángeles son servidores y ejecutores de la voluntad de Dios. (Génesis 19,1-25)
  • Son mensajeros de Dios. (Hechos 10,3)
  • Los ángeles están en presencia de Dios de manera constante (Mateo 18,10). Sus labores son estar atentos a las órdenes de Dios, orar por los seres humanos, adorar a Dios continuamente, vigilar, cantar y pregonar la perfección de Dios. (Apocalipsis 8,3)
  • Son intercesores entre Dios y el ser humano (Génesis 28,12). También son guardianes, protectores y ministros de la justicia divina.
  • Existen arcángeles (Judas 9 donde el prefijo αρχ=arc indica supremacía) que se mencionan por nombre en la Biblia: Miguel (Judas 9), Gabriel (Daniel 9,21 / San Lucas 1, 19-26) y Rafael (Tobías 5, 4)
  • Hay 7 ángeles principales, aunque los nombres de algunos no están dentro del canon bíblico. (Tobías 12,15)

Los angelólogos cristianos dieron a los ángeles jerarquías y funciones según las menciones de ángeles que aparecen en la Biblia.

A principios del cristianismo, los místicos y estudiosos de la angelología se refirieron a libros que en esos tiempos tenían mucha autoridad, pero que luego quedaron fuera de la Biblia. Los libros de Enoch 1, 2 y 3 son ejemplos de estos recursos angelológicos.

Dentro de la doctrina general los ángeles son criaturas celestiales que fueron creados en la fundación del mundo y estos se dividen en Ángeles y Ángeles caídos. La creencia indica que los ángeles son servidores de Dios y los ángeles caídos son servidores de Satanás, son llamados caídos ya que son los que decidieron seguir a lucifer en su caída (rebelión).

De acuerdo con la descripción de la Biblia sobre los ángeles, estos son un orden de seres totalmente diferente a los seres humanos. Los seres humanos no se hacen ángeles después de morir. Los ángeles nunca llegarán a ser, y nunca fueron, seres humanos. Dios creó a los ángeles, tal como creó a la humanidad.

San Pablo escribió acerca de los Ángeles:

"que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.” (II Tim. 2:25, 26).  Ver también II Samuel 14: 20; Apocalipsis 12:9, 12; 22: 8, 9.

En De Coelesti hyerarchia, Pseudo Dionisio indica algunos pasajes del Nuevo Testamento, en particular en la Epístola a los efesios (cap. 6, ver. 12) y en Epístola a los colosenses (cap. 1, ver. 16), sobre la base de la cual desarrolló un esquema de tres jerarquías, esferas o tríadas de ángeles, cada una de las cuales alberga tres órdenes o coros.

En orden de potencia decreciente los coros son los siguientes:

  • Primera jerarquía: serafines, querubines, tronos.
  • Segunda jerarquía: dominaciones, virtudes, potestades.
  • Tercera jerarquía: principados, arcángeles, ángeles.

Durante el medioevo se propusieron otros esquemas, ilustrando o expandiendo el de Pseudo Dionisio, o sugiriendo clasificaciones muy distintas.

Angelología Hebrea

La Biblia hebrea es la base de la angelología. Tanto la angelología cristiana como la de la Nueva Era parten de este texto en su concepción de los ángeles.

En la Biblia hebrea, un malakh (plural Malakhim) es un ángel mensajero que aparece también repetidamente en la literatura rabínica y la liturgia judía tradicional.

Mal'akh además quiere decir ángel en el lenguaje hebreo moderno.

La Angelología Hebrea se estudia dividiéndola en tres periodos: el periodo Bíblico, el Talmúdico y Midrásico, y el medieval.

  • En el periodo Bíblico, el estudio de los ángeles se basa en las menciones de éstos en la Biblia hebrea.
  • El periódico Talmúdico y Midrásico incorpora la interpretación de los rabinos a los eventos bíblicos.
  • En el periodo Medieval, surgen la cábala española y la angelología mística. Mientras que en el Talmud los ángeles son instrumentos de Dios, para los angelólogos cabalistas los ángeles podían ser llamados por sus nombres y servían al ser humano.

En las enseñanzas ebreas, Yahvéh está rodeado de su corte celestial, los ángeles, como un rey oriental-asirio-babilonio. Se le llama Yahvéh Sebaot, «El Dios de los ejércitos», en los salmos y en los profetas (cf. Sal 24, 10; 46, 7.11; 80, 7;Is31,4s;Jer31,35, etc.). Por estos ejércitos se han entendido tanto los celestes como los terrestres, por medio de los cuales Yahvéh expresaba su mando y soberanía en el cielo y en la tierra (Is 6, 3; 9, 18; 10, 16.23; Am 4, 13; 5, 27; Jer 31, 35, etc.).

Los profetas, en polémica con la religión astral de Babilonia, han subrayado que no son dioses, sino servidores del único Dios Yahvéh, que los manda como a las líneas de combate de sus ejércitos (Is 40, 26; 45, 12).

Estos ejércitos celestes, a los que Jesús hace alusión en el prendimiento del huerto de los olivos, que su Padre podría enviarle (Mt 26, 53), son legiones de ángeles que están a las órdenes de Dios para ejecutar sus mandatos en la tierra, para revelar sus misterios escondidos, como el ángel Gabriel en las visiones apocalípticas de Daniel (8, 15 ss.; 9, 21 ss.).

Es el mismo ángel enviado por Dios que se aparece en el templo a la hora del sacrificio para anunciarle a Zacarías el nacimiento de un hijo, Juan el Bautista, de su mujer anciana y estéril. Y ese mismo ángel es enviado a Nazaret a María, una virgen desposada con José, para anunciarle el nacimiento de Jesús el Mesías, e Hijo de Dios por obra del Espíritu y sin intervención de varón (cf. Lc 1, 11-20. 26-38).

Los Ángeles representan tanto en la revelación como en la creación y en el culto distintas funciones, tienen un significado diverso y múltiple. Por una parte vienen a subrayar la transcendencia soberana de Yahvéh, el Dios único y verdadero de toda la creación y de la historia de Israel. Ellos cubren con su envío, sus mensajes y actuaciones esa distancia infinita de su transcendencia espiritual e invisible. Representan la inmanencia del poder omnicomprensivo y omnipotente de Dios que llega a todas partes e interviene en la historia de los hombres, especialmente de Israel, como pueblo de su elección.

Angelología Mística Medieva

La Angelología Mística Medieval llegó a su periodo más sofisticado con los judíos alemanes del siglo 13, que se destacaron por su elaborada descripción de los ángeles y por su adaptación de éstos a todas las necesidades de la vida diaria. Este tipo de angelología hebrea llegó a parecerse más a la angelología cristiana de ese siglo. El hasidismo moderno conserva algunas de las características de la angelología mística medieval.

Las Clasificaciones de los Ángeles en el Judaísmo fueron concebidas por Maimónides, en su Mishné Torá. Comenzando desde la mayor, son las siguientes:

Jerarquía de los ángeles en el judaísmo

  1. Hayot Ha Kodesh
  2. Ophanim
  3. Erelim
  4. Hashmallim
  5. Serafines
  6. Malakhim o Mensajeros
  7. Elohim o "Seres divinos"
  8. Bene Elohim o "hijos de los seres divinos"
  9. Querubines
  10. Ishim

La Cábala conserva las mismas jerarquías, pero con elementos adicionales e interpretaciones distintas.

Usuarios Conectados

We have 45 guests and no members online