• elsersupremo.com_topslider1.jpg
  • elsersupremo.com_topslider2.jpg
  • elsersupremo.com_topslider3.jpg

Arcángel Metatrón - El que comparte el Trono - YHWH Menor

Uno de los libros más antiguos del judaísmo, el Libro de Enoc, que todavía se conserva en algunos códices de la Biblia Septuaginta, menciona a un gran arcángel que recibió de Dios el derecho a sentarse en un trono en el cielo. Su nombre es Metatrón, que posiblemente signifique “el que comparte el trono”, “el que guarda” o “el que se sienta detrás del trono de Dios”. Este gran arcángel tiene un lugar importante en el judaísmo místico y en el pensamiento de la Nueva Era.

Metatrón en los Textos Ebreos

Aunque la Torah y la Biblia mencionan que el profeta Enoc tuvo una larga vida y fue llevado al cielo sin morir (Génesis 5:23-24), los textos del Libro de Enoc fueron excluidos del canon formal del judaísmo, y por lo tanto tampoco son aceptados por las escrituras cristianas. Aun así, el arcángel Metatrón fue muy importante en el judaísmo místico medieval y aparece mencionado en el Talmud. En la tradición rabínica, es el más alto de todos los ángeles y sirve como escriba celestial.

En la versión Talmúdica leída por el erudito karaíta Kirkisani, Metatrón es una figura misteriosa llamada «YHWH Menor».

Curiosamente, el término hebreo Metátron es numéricamente equivalente a Shaddai, de acuerdo con el Gematría Hebreo, por lo que se dice que tiene un ‘nombre como su amo’. 

El Talmud también registra un incidente con Elisha ben Abuya, también llamado Aher (‘otro’), de quien se decía que había entrado en el Paraíso y había visto a Metatrón sentado (una posición que en el Cielo sólo se le permite a Yahvé mismo).

Por lo tanto Elisha ben Abuya consideró que Metatrón era una Deidad, y dijo: ´´Realmente hay dos poderes en el cielo´´.

Los rabinos explican que a Metatrón se le permitió sentarse debido a su función como escriba celestial, que registra todos los hechos de Israel.

De acuerdo con una doctrina judía, Enoc fue llevado por Yahweh y transformado en Metatrón. Sin embargo esta opinión no es compartida por muchas autoridades talmúdicas.

También parece que existen dos Metatrón, uno de siete letras y otro de seis. El primero sería el Metatrón Primordial y el segundo Enoc.

El Zohar llama a Metatrón «el Joven», y lo identifica como el ángel que guio al pueblo de Israel en el desierto, luego del éxodo desde Egipto, y lo describe como un sacerdote celestial.

También se menciona a Metatrón en los Seudoepígrafos, principalmente en el hebreo Libro de Enoc (también llamado el Tercer Enoc), en el cual reaparece su título como «el YHWH menor».

De acuerdo con Johann Eisenmenger, Metatrón transmite las órdenes diarias de Yahwéh a los Ángeles Gabriel y Rafael.

A veces a Metatrón se lo identifica como hermano gemelo de Sandalfón, quien se dice que fue el Profeta Elías.

En donde encontramos mayor mención de este gran Arcángel es en la Cabala en textos que se desarrollaron entre los siglos XII y XIII. Y lo coloca como el segundo Arcángel.

Metatrón es uno de los príncipes regente de los serafines, Canciller del Cielo, el escribano que toma las palabras de Dios y, a veces conocido como el "Rey de los Ángeles”.

Metatrón preside sobre el Árbol de la Vida y sobre Kether. Se le conoce como el Príncipe de las Fases, el Príncipe de los Rostros, el Ángel de la Presencia, Príncipe del Mundo, El Shaddai, el Omnipotente y Todopoderoso, el Mensajero y Shekina. Jefe de los Ángeles de la muerte, para atender el equilibrio celestial de las almas, el encargado de llevar las oraciones a Dios, haciendo de vínculo entre Dios y la humanidad. El que guarda un registro de toda la creación, es tal vez el ángel más poderoso, una entidad tan increíble que posee 72 nombres

El Gran escriba del Cielo encargado de escribir el Libro De la Vida y por esta razón es que se dice que puede sentarse en presencia de Dios, lo que más nadie puede hacer y refuerza la idea de ser “segundo al mando”.

El Arcángel Metraton inspiro la Geometría Sagrada que identifica y relaciones las figuras que usa Dios para la Creación.

El Cubo de Metatrón

La Fruta de la Vida, un componente de la Flor de la Vida, un cuerpo de la Geometría Sagrada

El símbolo de La Flor de la Vida es considerado sagrado entre diversas culturas alrededor del mundo, tanto antiguas como modernas. Dentro de este símbolo se pueden encontrar todos los bloques de construcción del universo que nosotros llamamos los Sólidos Platónicos. El símbolo puede usarse como una metáfora para ilustrar la conexión de toda la vida y del espíritu dentro del universo.

El Cubo de Metatrón está compuesto de trece círculos. Si cada círculo se considera un "nodo", y se conecta con el siguiente mediante una única línea recta, un total de setenta y ocho líneas resultan creadas.

Así, el Cubo de Metatrón es un cuerpo geométrico directamente obtenido de la "Fruta de la vida"; dentro del cubo se pueden encontrar otros cuerpos, como los dos modelos dimensionales de los cinco sólidos platónicos.

En las primeras escrituras cabalísticas se dice que Metatrón creó este cubo a partir de su propia alma. Esto se puede ver también en el arte cristiano, donde éste aparece sobre su pecho, o flotando detrás de él.

El Cubo de Metatrón se considera también un glifo sagrado, y a veces se dibuja alrededor de un objeto o persona para protegerlo de los demonios y los poderes satánicos. Esta idea también aparece en la alquimia, en la que el círculo fue considerado un círculo de contención, o un círculo de la creación.

Y en otras palabras puede ser un cubo en 5 (cinco) dimensiones

Platón pensó que estas estructuras básicas eran los elementos con los que estaba construido el universo (los átomos) y asoció estas cinco formas a lo que los griegos creían eran los cinco elementos. Es así que el tetraedro se asoció con el fuego, el cubo con la tierra, el aire con el octaedro, el agua con el icosaedro y al dodecaedro se le asignó el cosmos, por ser el más diferente de los cinco (posteriormente Aristóteles lo asigno al Éter o aire de los dioses).

Según el escritor Robert Graves, el término Metatrón sería una corrupción hebrea del griego metradromos (‘el que persigue con venganza’) o de meta ton thronón (‘más cercano al trono’).

En la jerarquía celeste, se dice que es el que está a la cabeza de los Arcángeles, y tiene la vibración más alta de todas ellas.

El nombre Metatrón termina en “ON” que significa “Grande”. A su nombre no se le ha dado ninguna traducción exacta, sino que puede significar "Gran Asesor de la Luz", también (metator = "medidor"). Algunos sostienen que viene de la palabra hebrea significando “Guardián de La Entrada” o “Aquel que está detrás del Trono”. Y en la traducción latina como Metator (mensajero y Mitator (un expresador de legiones).

El Arcángel Metatrón nos da el don del pensamiento claro y perspicaz, que ayuda a abrir nuestras mentes a nuevas dimensiones de la conciencia. Esta visión nos ayuda a ver, reconocer y resolver los obstáculos en nuestro camino o dentro de nuestro ser y también nos ayuda a entender las consecuencias de todos nuestros pensamientos, palabras y hechos.

Usuarios Conectados

We have 47 guests and no members online