• elsersupremo.com_topslider1.jpg
  • elsersupremo.com_topslider2.jpg
  • elsersupremo.com_topslider3.jpg

Concilios Ecuménicos

Importantes asambleas de obispos y dirigentes de la Iglesia cristiana, en las que se discuten y regulan aspectos doctrinales y otras cuestiones. Únicamente aquellas que son convocadas por el Papa se califican como generales o ecuménicos, y sus dictámenes no son vinculantes hasta que aquél los haya promulgado.

La Iglesia católica reconoce ocho concilios antes del cisma de 1054, que condujo a la separación de las iglesias orientales, y trece posteriormente, pero la Iglesia ortodoxa omite el IV Concilio de Constantinopla, en el que se excomulgó al patriarca Focio.

El primero de todos fue el I Concilio de Nicea, convocado en el 325, doce años después de que el emperador Constantino hubiera anunciado la tolerancia del cristianismo dentro del Imperio Romano. Los otros veinte han sido:

I Concilio de Constantinopla, 381

Concilio de Éfeso, 431

Concilio de Calcedonia, 451

II Concilio de Constantinopla, 553

III Concilio de Constantinopla, 680-681

II Concilio de Nicea, 787

IV Concilio de Constantinopla, 869-870

I Concilio de Letrán, 1123

II Concilio de Letrán, 1139

III Concilio de Letrán, 1179

IV Concilio de Letrán 1215

I Concilio de Lyon, 1245

II Concilio de Lyon, 1274

Concilio de Viena, 1311-1312

Concilio de Constanza, 1414-1418

Concilio de Ferrara-Florencia, 1438-c. 1445

V Concilio de Letrán, 1512-1517

Concilio de Trento, 1545-1563

Concilio Vaticano I, 1869-1870

Concilio Vaticano II, 1962-1965

Entre aquellos que dieron como fruto preceptos de gran importancia, se encuentran el II Concilio de Nicea, que declaró la aprobación de la Iglesia a la veneración de imágenes; el IV Concilio de Letrán, que empleó la palabra transubstanciación por vez primera y que prescribió la confesión anual; el Concilio de Constanza, que puso fin al gran cisma de Occidente, reunificando al papado; el Concilio de Trento, que afirmó la transubstanciación y repudió el luteranismo y el calvinismo; el Concilio Vaticano I, que declaró la infalibilidad del papa, únicamente cuando hablaba ex-cathedra; y el Concilio Vaticano II que, entre otras muchas reformas liberales, permitió el uso de lenguas vernáculas en el culto.

Usuarios Conectados

We have 21 guests and no members online